Somos Eroticas

Masturbación femenina: Como hacerlo?

Masturbarse en nuestro caso siempre fue un tema un poco controversial, recuerdo de adolescente que no era un asunto de conversación entre amigas. Les diría que es un tema mucho más difícil de hablar que el mismo sexo.  Justamente este aprendizaje solitario y sin referencias nos impide sentirnos seguras al hacerlo.

Masturbarse tiene ventajas a nivel físico: ayuda a la mujer a mantener su salud y evitar inflexiones sexuales y urinarias; disminuye el estrés y la tensión porque nos relaja; y ayuda a mantener una vida sexual con nuestra pareja evitando la frigidez sexual.

Hay diferentes técnicas que podemos experimentar, algunas con la ayuda de nuestras manos, otras con la ayuda de objetos en nuestro entorno y también comprando algunos juguetes especialmente para esa función. En mi caso, disfruto de las tres opciones y depende de la situación y mi estado de ánimo.

Comienza poco a poco

Algo que puede ayudarte en la estimulación es mirarte al espejo cuando lo hagas, creo que dentro de cada una de nosotras tenemos ese placer al observarnos de un modo erótico y sexual. Ver como tus manos recorren tu cuerpo desnudo y al mismo tiempo sentir ese cosquilleo en la piel es un buen comienzo.

esquema.png

Estimular directamente el clítoris es un poco intenso para crear el clima perfecto, por lo que una previa de caricias siempre ayuda. Puedes comenzar acariciando tus pezones y pechos, juega con las sensaciones y las reacciones que vas a experimentar. Puedes apretarlos suavemente y si te gustan las cosas más intensas puedes hacerlo de una forma más enérgica.

Hallarás una sensación extra al humedecer tus pezones, de esta forma sentirás tu propia respiración en dirección a ellos y tendrás mayor sensibilidad. Vas a ver como tu cuerpo responde, tu pezón comienza a ponerse erecto y eso te va excitar más.

También puedes acariciar un poco tu entrepierna, recorre suavemente tu piel, puedes jugar entre tu ombligo y tu ingle. Puedes usar una mano con tus pechos y otra en la parte del sur. Es sabido que mientras tengas una mejor previa y hagas crecer tu excitación paulatinamente, más intenso será el orgasmo.

Ahora llega el momento de decidir qué elemento utilizaras para la estimulación directa, puedes seguir con tus propias manos (lo que te da más confianza), o puedes optar por una almohada o una toalla; y claro que si ya eres más experta, un juguete comprado en una tienda es genial. (Puedes leer mi articulo sobre los diferentes tipos de dildos que podemos encontrar en el mercado).

El poder está en el Clítoris

Para las que no se hayan enterado todavía, quiero decirles que la parte más sensible de nuestros genitales está ubicada en el clítoris, allí, entre los labios mayores, ese pedacito de felicidad que todas tenemos.

Este órgano tiene una parte externa como lo pueden ver en la imagen, pero no hay que olvidar que es como la punta de un iceberg, porque el resto de su anatomía se encuentra dentro y se comunica con nuestra vagina para poder recibir estimulación también durante la penetración.

clitoris.png

Estimular el clítoris de forma directa puede resultar un poco fuerte al principio, vas a querer dejar esa parte para el gran finale. Por lo que te recomendaría continuar con una estimulación indirecta.

Tenemos la opción de usar ropa interior al acariciarnos, algunas veces la sensación de la tela entre-medio lo hace más placentero.

La almohada al ser una superficie tan amplia también nos puede dar esa estimulación indirecta. Al colocarla en contacto directo con la parte genital, cerrando las piernas para ejercer esa presión que nos dará mucho placer.

Si por ejemplo utilizas tus manos, creo que sería bueno que lo hicieras inicialmente con tres dedos por los menos, generando una superficie con la que puedas frotar de una forma rítmica, primero suave y gradualmente más y más intenso.

Hay que bailar al compás del clítoris, es muy importante el ritmo del movimiento que hagas, debes escuchar lo que tu cuerpo te pide. Cuando ya entres en sintonía te darás cuenta y es ahí cuando sentirás un calor interno, un deseo que crece en cada segundo, como una agitación que te empuja a continuar cada vez más y más, tienes que mantenerlo hasta la explosión final.

 

Qué posición es mejor?

La posición que elijas puede cambiar, inicialmente puedes elegir una y terminar en otra. La idea es que desarrolles un estilo personal para hacerlo, y si quieres también es interesante encontrar variedad en esto.

Estar recostada boca arriba es la posición más tradicional. De esta forma tienes más libertad de mover tus manos sobre las partes de tu cuerpo, y esta libertad de movimiento es muy valorada a la hora de encontrar el ritmo adecuado para estimular tu clítoris.

Si estas utilizando una almohada para estimularte, seguramente la posición lateral te ayudara a generar mayor presión a tu ingle usando tus muslos.  Debes atraparla con fuerza teniendo ese apoyo horizontal de tu pierna sobre la cama y tu otra pierna que presiona y no te cansara porque tienes la fuerza de gravedad a favor.

En la posición boca abajo recomiendo usar una almohada, tendrás una estimulación en tu ingle, vientre y pechos, esa presión junto con movimientos jadeantes puede sensibilizarte para alcanzar el orgasmo. Claro que tendrás menos libertad en tus movimientos con las manos, pero no deja de ser una opción interesante.

Existen técnicas avanzadas para la masturbación femenina que te ayudaran. Algunas de ellas te servirán cuando tengas relaciones con tu pareja para poder alcanzar el orgasmo más fácilmente.

En mi caso prefiero las posiciones antes mencionadas, pero también puedes hacerlos sentada, o parada. Creo que en estas posiciones podrías encontrar variedad pero claro que cuando estas acostada tu cuerpo esta relajado, no hace falta hacer esfuerzos para mantenerte de pie, o mantener el equilibrio. Puedes abrir las piernas para acceder a tu cuerpo, tu concentración y foco esta en las sensaciones y no en otras cosas.

Recuerda que el límite esta en tu imaginación, tanto para elegir las posiciones, como en el tipo de movimiento que utilices. Siempre ayuda tener un poco de estimulación externa, como imágenes, relatos eróticos, videos y la más importante: tu propia fantasía.

Generalmente nosotras preferimos usar nuestra cabeza, y a veces un relato nos puede excitar más que un video, eso vas a descubrirlo con la experiencia, debes probar todo y disfrutar!

La vagina puede acompañar el clítoris

Cuando ya sepas obtener tu orgasmo mediante la estimulación clitoriana es bueno incorporar también la estimulación vaginal. Porque si no ejercitas tus hábitos sexuales incorporando a tu vagina resultara luego más difícil obtener un orgasmo durante la relación con tu pareja.

Si puedes incorporar a modo de práctica una estimulación doble, tu cuerpo responderá mejor cuando estés con él. Es importante que descubras como te gusta ser acariciada para indicarle a él como hacerlo, no hace falta que se lo expliques verbalmente, pero tomar sus manos y hacerlos junto es una manera sutil y entretenida.

Debes saber que para los hombres uno de los estímulos más importantes son visuales y si quieres enseñarle como sabes masturbarte, a él le resultara además de didáctico muy erótico.

 

Por favor dejanos tus comentarios y opiniones.

Gracias!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s